martes, 25 de marzo de 2008

De pactos, incumplimientos y medidas disciplinarias

25.3.2008.



Ayuntamiento de Fraga

Por: Ignacio Alvo para www.aragonliberal.es

Estos días se ha hablado mucho sobre las intenciones del PAR de cara a las próximas elecciones, se habla de distanciamiento con el PSOE y se resalta el malestar que hubo en el PSOE en las últimas municipales porque en tres municipios importantes, Fraga, Zuera y Tarazona, los concejales del PAR apoyaran al candidato del PP.


Estos días se ha hablado mucho sobre las intenciones del PAR de cara a las próximas elecciones, se habla de distanciamiento con el PSOE y se resalta el malestar que hubo en el PSOE en las últimas municipales porque en tres municipios importantes, Fraga, Zuera y Tarazona, los concejales del PAR apoyaran al candidato del PP, en vez de al del PSOE. Además el periodista de turno suele resaltar que el PAR tiene poder en los pueblos gracias a los pactos con el PSOE, mientras que el PSOE lo tiene por sus propios votos. La realidad, sin embargo, no siempre es como nos la cuentan.

Si se analizan los resultados en las cabeceras de comarca y localidades de más de 5.000 habitantes –dejando aparte las tres capitales-, se observa que los resultados del PSOE no fueron tan abrumadores como nos suele transmitir la prensa:

El PSOE obtuvo 4 mayorías absolutas, y fue la lista más votada en otros 8 pueblos, en 6 de los cuales le bastaba el apoyo de IU o CHA para alcanzar la alcaldía, mientras que en otros 2 necesitaba al PAR. En total 12 mayorías.

El PP obtuvo una mayoría absoluta y 10 mayorías simples (lista más votada). 11 mayorías.

El PAR obtuvo tres mayorías absolutas y fue la lista más votada en otros 6 pueblos más. 9 mayorías.

Por último, IU fue la lista más votada, sin mayoría absoluta, en dos pueblos, y una lista independiente fue la más votada en Caspe.

A partir de aquí, los pactos permitieron que el PSOE se hiciera con 20 alcaldías (en 8 de las cuales no fue la lista más votada), el PP obtuvo 5 (cuatro de ellas gracias al apoyo o la abstención del PAR), el PAR 6, e IU 2.

Es decir, el PAR rompió el acuerdo global con el PSOE en cuatro ocasiones para permitir que la lista más votada, la del PP, llegara a la alcaldía, y en otras 12 ocasiones apoyó al PSOE para que llegara a la alcaldía. En ningún caso rompió el acuerdo para beneficio propio y llegar a la alcaldía en lugar de la lista más votada.

En cambio el PSOE, de 6 ocasiones en que tenía que apoyar al PAR, rompió el acuerdo en tres de ellas, para beneficiarse saliendo elegidos alcaldes con el apoyo de CHA o IU, o incluso el PP en el caso de Daroca, en lugar de la lista más votada, que había sido la del PAR.

Para mí, si el PAR quiere empezar a marcar distancias con el PSOE, tiene una fórmula muy sencilla: rehabilitar a los concejales del PAR de Fraga, Zuera y Tarazona. A fin de cuentas, esto sería absolutamente recíproco con el PSOE, que no ha amonestado ni instado a abandonar la alcaldía a sus alcaldes de Borja, Daroca o Utrillas, donde el PAR fue la lista más votada. Entiendo las razones de la dirección del PAR para ese pacto global, pero no me parece apropiado aplicar unas medidas disciplinarias contra tus propios concejales cuando el PSOE no lo hace con los suyos. Y creo, además, que esta rehabilitación sería un acto de justicia para con unas personas que han apoyado y defendido las ideas y las candidaturas del PAR en sus pueblos y cuya única falta fue entender que debía respetarse la voluntad mayoritaria de sus vecinos.

No hay comentarios: