sábado, 27 de junio de 2009

Un referente en la experimentación de frutas en Caspe



El Gobierno de Aragón, el Ayuntamiento de Caspe y la Asociación Profesional de Fruticultores de la Comarca de Caspe (Afrucas) trabajan desde el año 2001 en una finca de experimentación y de transferencia de tecnología en cultivos leñosos

La explotación quiere convertirse en un referente del sector puesto que es una de las pocas fincas experimentales de estas características

Fotografia relacionada con la nota de prensa

  

Los cultivos leñosos, frutales, olivo y almendro, adquieren en Aragón una gran relevancia, no sólo económica como apoyo a otras actividades, sino también social, ya que supone un importante soporte para el mantenimiento de la población rural, lo que contribuye al mantenimiento del territorio y la conservación del medio natural.

 

En los últimos años, la creciente demanda de los consumidores por una mayor diferenciación de la calidad y seguridad de las frutas ha convertido estas cuestiones en elementos clave en todo el proceso, desde la producción hasta el consumidor. Estas necesidades han obligado a que los diversos sectores implicados (administraciones públicas, productores y empresas), hayan valorado la importancia de poner en marcha los mecanismos necesarios para incentivar la investigación y desarrollo adecuados  y transferir los resultados de forma ágil y efectiva al sector.

 

Por todo ello, un grupo de productores de fruta y entidades asociativas de la Comarca del Bajo Aragón-Caspe plantearon a las instituciones (Ayuntamientos y Departamento de Agricultura y Alimentación del Gobierno de Aragón) la creación de una finca experimental  que sirviera para evaluar in situ el material vegetal y nuevas técnicas de referencia en el sector, y sobre todo, la participación activa de todos los implicados en la planificación, gestión y desarrollo del proyecto.

 

En el paraje denominado Mas de la Punta del término municipal de Caspe, propiedad del Ayuntamiento, se ha transformado una superficie de unas ocho hectáreas de secano en regadío para dedicarlas a la experimentación y transferencia de tecnología en  cultivos leñosos. Dotada con las más avanzadas técnicas y medios de producción, permitirá  evaluar  en nuestras condiciones climáticas y de suelo, tanto el material vegetal, como todas aquellas técnicas de vanguardia que hagan posible la elección de alternativas para mejorar la rentabilidad de las explotaciones, el respeto al medioambiente y la seguridad del consumidor.

 

Un convenio para la participación

 

En junio de 2001  se formalizó un convenio entre el Departamento de Agricultura y Alimentación del Gobierno de Aragón, Ayuntamiento de Caspe y la Asociación Profesional de Fruticultores de la Comarca de Caspe (Afrucas), para facilitar la experimentación y la transferencia de tecnología en cultivos leñosos, mediante el establecimiento de una finca experimental en la Comarca de Caspe. De este modo, la nueva finca podrá convertirse en un referente de la experimentación  y transferencia de tecnología, ya que es una de las pocas fincas experimentales de estas características que están funcionando en España. En general, este tipo de fincas tienen su ubicación en Centros de Investigación, siendo su propiedad, planificación y gestión dependiente de las Comunidades Autónomas o del Gobierno Central.

 

Diseño de la finca

 

Parcelas:

En la tabla nº1 figura la distribución superficial de los ensayos por especies

 

Tabla 1. Distribución de la superficie ocupada por ensayos-2009(has)

Especie

Colecciones Variedades

Patrones

Sistemas de Conducción

Riego y  fertilización

Total

Albaricoquero

0,29

0,37

0,00

0,32

0,98

Cerezo

0,41

0,48

0,55

0,28

1,72

Ciruelo

0,40

0,00

0,00

0,32

0,71

Melocotonero

0,42

0,28

0,38

0,30

1,38

Nectarina

0,28

0,31

0,38

0,00

0,97

Paraguayos

0,12

0,00

0,00

0,00

0,12

Almendro

0,59

0,00

0,00

0,00

0,59

Olivo

0,50

0,00

0,00

0,00

0,50

Total

2,99

1,43

1,32

1,21

6,96

 

Líneas de actuación

Innovación, calidad y respeto al medioambiente son los pilares que los gestores de Afrucas propugnan para el futuro de la finca experimental. La innovación de productos y más aún en procesos, en el marco de las siguientes líneas de actuación son los objetivos prioritarios: Evaluación de material vegetal: variedades y patrones; reducción de costes de producción; mejora de la calidad de la producción; y reducción del impacto ambiental.

 

Vinculación con la Investigación

La mayor parte de los ensayos establecidos son fruto de la colaboración entre el Centro de  Transferencia Agroalimentaria del Departamento de Agricultura y Alimentación, la Universidad de Zaragoza, el CITA del Departamento de Ciencia y Tecnología del Gobierno de Aragón y de otros centros de investigación públicos y privados, lo que redunda en un mayor conocimiento y control del nuevo material vegetal y nuevas tecnologías de producción, y la posibilidad de proporcionar al sector la innovación necesaria para asegurar producciones competitivas. En definitiva, la finca quiere ser con el tiempo una referencia tecnológica para todos aquellos fruticultores que busquen soluciones y asesoramiento para sus cultivos y para aquellos que se quieran incorporar al mundo de los cultivos leñosos.


No hay comentarios: