domingo, 31 de enero de 2010

Caspe a por las 110 viviendas rehabilitadas

31.1.2010.

 


En Aragón Liberal

El Área de Rehabilitación Integral (ARI) de Caspe, cuyas ayudas correrán por cuenta del Gobierno de Aragón, el Ayuntamiento de Caspe y el Ministerio de Vivienda, pretende completar la rehabilitación de 110 viviendas en el núcleo primitivo del Siglo XII de esta localidad, en su I Fase, con una inversión que, de completarse en su totalidad, ascendería a 5.889.160 euros.

La distribución de las aportaciones acordadas entre las tres administraciones será de 1.565.993 euros por parte del Gobierno de Aragón; de 1.165.483 euros por el Ayuntamiento de Caspe y de 882.684 euros por el Ministerio de Vivienda. A la hora de llevar a cabo la rehabilitación en sus domicilios, sus propietarios participarían con una aportación de 2.275.000 euros.
 
 Las cantidades procedentes de las administraciones se destinan a ayudas a los vecinos, obras de urbanización en la demarcación ARI y aportación al equipo técnico. En los próximos días se abrirá una oficina en Caspe para atender a los interesados que, inicialmente, contarán con una ayuda del 60% procedente del Gobierno de Aragón y el ministerio (con un máximo de hasta 18.000 euros), cantidad a la que habrá que añadir la aportación municipal.
 
El ARI de Caspe se va a distribuir, inicialmente, en tres anualidades. El planteamiento inicial  es que en 2010 se rehabiliten 20 viviendas; en 2011 serán 40 y en 2012 se acondicionarán las 50 viviendas restantes.
 
Las calles que completan el ARI de Caspe, que ocupa la zona de la antigua Judería,  tiene una población de 1.200 habitantes. Allí residen vecinos originarios del municipio con un elevado porcentaje de personas mayores de 64 años y con una tasa de dependencia superior al 80%. También viven extranjeros inmigrantes, sobre todo de nacionalidad marroquí, y un importante núcleo de etnia gitana. 
 
El ARI de Caspe pretende elevar la calidad de vida de los ciudadanos que tienen una vivienda que no cumple en estos momentos con las mejores condiciones de habitabilidad. Los objetivos de la actuación final es contribuir a la mejora del tejido residencial de Caspe, la recuperación del Centro Histórico, la rehabilitación para la adecuación de la habitabilidad de las viviendas y los edificios, la urbanización y reurbanización del entorno y la superación de las situaciones socialmente más desfavorables como pueden ser situaciones de infravivienda o colectivos desfavorecidos.
 
Las calles que forman parte del Área de Rehabilitación Integral (ARI) son las siguientes: Calle Muela, Plaza de San Indalecio, Calle Zaragoza, Calle Huerta de Herradura, Calle Cantarranas, Calle del Chorrio, Calle Mequinenza, Plaza España, Calle Arbellón, Ronda del Bailio, Calle Mallada, Calle de la Morera, Barrio Verde, Callizo de Rabel, Calle Doctor Cirac, Calle Carnicería, Callizo Jaca, Calle Pueyo, Calle Mártires, Calle Gibraltar, Calle Mayor, Callizo Campaña, Calle del Muro, Plaza del Horno, Calle Pellicer, Calle Carmen, Plaza de la Virgen, Callizo San Cristóbal, Calle los Médicos y Calle Infanzonía.
 
El acuerdo para rehabilitar el casco antiguo de Caspe, se firmó el pasado 18 de enero entre la ministra de Vivienda, Beatriz Corredor; el consejero de Obras Públicas, Urbanismo y Transportes del Gobierno de Aragón, Alfonso Vicente; y la alcaldesa de Caspe, Teresa Francín. Este convenio se enmarca en el Plan Estatal de Vivienda y Rehabilitación 2009-2012.
 
Cerca de 3.000 viviendas
 
Gobierno de Aragón, Ministerio y ayuntamientos con ARIs están llevando a cabo un decidido impulso a la rehabilitación en áreas de sus cascos antiguos e históricos, con ayudas para casi 3.000 viviendas y 130 millones de euros de inversión total, de los cuales 36 millones proceden de ayudas públicas y 16 millones de inversión directa en reurbanización. A día de hoy están comprometidas casi el 70% de las ayudas comprometidas inicialmente.

No hay comentarios: